Pufs: soluciones a la medida

Sentarse a leer, escuchar música, chatear o jugar videojuegos son solo algunas de las opciones que brindan los pufs; por ello, son los preferidos de grandes y chicos. Así lo comprueban estas cinco opciones llenas de diseño, versatilidad y buen gusto.

Realización: María Camila Muñoz | Fotos: Connie Restrepo

Medidas perfectas

Al estar pensados para diversas posibilidades, hay un puf para cada lugar y actividad. Lo primero que debe considerar es quién lo va a utilizar (¿adultos, niños, jóvenes?), factor que definirá el tamaño. Por ejemplo, para niños de cinco a diez años las medidas oscilan entre 60 cm de ancho y de alto, mientras que para jóvenes y adultos las medidas aproximadas son de 135 cm de alto por 80 cm de ancho y largo. Ahora bien, su ubicación es trascendental: dada su versatilidad, se acomodan en las habitaciones para que los pequeños puedan ver televisión o jugar videojuegos plácidamente; de igual forma, van muy bien en la sala de estar y el comedor para solucionar temas de acomodación que surjan a última hora. Adicionalmente, son perfectos en jardines o terrazas para disfrutar momentos en familia. Una buena opción son estos pufs de madera en forma de letras O y K ($1.149.000/u), que no solamente se emplean como asientos, sino como mesas, contenedores o reposapiés. Son de Kare.

Tendencias

Un liviano relleno, un diseño innovador y una estructura compacta son algunas cartas de presentación de los pufs que los hacen llamativos al momento de elegir un mobiliario desenfadado para la casa. Y es que estos tienen la virtud de representar diversidad de estilos, por cuenta de sus modelos que van desde las tendencias estampadas y multicolores hasta la riqueza textil, provenientes de técnicas como el patchwork, lograda a partir de tapizados de distintas telas. Por su parte, piezas de mimbre o ratán aportan naturalidad a las estancias. Otra de las tendencias sugiere el uso de formas animadas, tal como lo demuestran los pufs Eames Elephant ($450.000/u), que llenan de alegría lo entornos. Los consigue en Spazio W.

La mejor compra

Para que los pufs tengan una mayor vida útil es importante contemplar detalles que le ayudarán a acertar en la elección. La costura (interna o externa), por ejemplo, debe ser doble, lo cual los hará más resistentes y no permitirá que se salga el relleno. Así mismo, conviene verificar que estén tapizados con materiales antimanchas o que requieran una mínima limpieza y mantenimiento. Ahora bien, amoblar la casa con pufs tiene numerosas ventajas, entre ellas la cantidad de formas y materiales que se pueden escoger, sumadas a su multifuncionalidad. Estos elementos se pueden mover cómodamente de un lugar a otro y guardarse sin problema. De igual forma, son adecuados para separar de manera sutil ambientes en un espacio amplio, como sucede con estos pufs de güerregue e hilos de cobre ($6.170.000/u), de Miscelánea Popular. Otra alternativa viable son los pufs cajón, que permiten almacenar y ordenar elementos para aprovechar el espacio. Gracias a su estructura compacta, casi no ocupan espacio y brindan sensación de ligereza al lugar, mostrándolo más despejado.

Cuidados

Es importante mantener los pufs dentro del espacio para el que fueron diseñados, exteriores o interiores, a fin de cuidar los materiales de su fabricación. Para limpiar las piezas trabajadas con cuero, o tela tipo cuero, tome un paño humedecido en agua para retirar el polvo, después vuelva a pasar un paño con agua y un poco de jabón. Para remover manchas de marcadores sobre el cuero pruebe con un borrador de nata. Con esto ayudará a conservarlo reluciente, como el puf Cosimo, de 120 cm de diámetro, de piel bovina ($6.023.000), disponible en Objekt Studio. Si la mancha está sobre tela, puede limpiarla con un paño y un poco de alcohol, o utilizar un aerosol para remover manchas en seco.

Materiales

Una de las recetas del éxito decorativo consiste en lograr la armonía a partir de elementos que tenga a disposición; de ahí que para el mobiliario y los acabados resulta conveniente combinar máximo tres colores, texturas o estampados. En cuanto a los materiales, puede elegir entre la sencillez de la lona o los tejidos de algodón. Si quiere algo más artesanal y detallado, opte por pufs tapizados en mimbre. Para una decoración moderna, los pufs Chelsea de cuero lazio y tela dibujo llanes ($483.000/u) son una interesante alternativa que consigue en BomBox. Si busca piezas para ambientes exteriores, lo mejor es preferir los elaborados con tela transpirable, resistente al agua y a los rayos del sol. En cuanto al relleno, si es de textura blanda, cerciórese de que sea de poliestireno expandido para que al sentarse el puf se adapte a su peso y permanezca firme sin hundirse con el paso del tiempo. El mercado ofrece otros con texturas más firmes como madera, plástico o incluso caucho. Otros tipos de relleno, menos comunes, son de plumas, algodón o tela, pero no son muy recomendables porque suelen perder su forma con los años.

  • Category :
  • Type :
Categorías
Secciones
Artículos recientes